Desde que empecé a divagar con este blog, tengo la extraña sensación de que lo único que he compartido han sido problemas, llantos, paranoias y complicaciones, y el motivo de esta entrada no me hace sino afianzarme en esa sensación.

El pasado Sábado, después de una tirada larga pero tranquila, empecé a notar unas pequeñas molestias en la parte trasera de la rodilla. No le di mucha importancia y el domingo sali normalmente con la MTB, aunque sin forzar en exceso, ya que la molestia seguía ahí. El lunes el dolor era algo mayor, pero decidí salir a trotar para probar el grado de dolor, aunque durante la carrera el dolor no era agudo, el martes al levantarme si que lo era, e incluso al estar largo rato sentado y enfriarse el musculo, este me obligaba a cojear hasta que se calentaba.

El miercoles, el fisio me dio la sentencia definitiva, Rotura de Fibras en el Biceps Femoral, así, como el que no quiere la cosa, a escasas 3 semanas del último objetivo del año, Behobia - San Sebastian, paron total, hielo durante 3 dias, y calor los siguientes.
Hoy mismo cumplo una semana de inactividad, el dolor sigue estando ahi, aunque segun los expertos parece que si llegare a tiempo, sin dolor, pero por desgracia con una preparación bastante precaria.

En otras circunstancias habría sido el momento perfecto para dar por finalizada la temporada y descansar para empezar a preparar el 2012, pero con todo atado y contratado para San Sebastian, el orgullo del globero profesional me impulsa a ir a darlo todo, acabar aunque sea arrastrado, y degustar los sabrosos pinchos y judiones que nos esperan tras cruzar la meta, asi que, aunque sea arrastrándome, habra que llegar.

En dos semanitas la prueba de fuego.