lunes, noviembre 28, 2011

Después de más de un año escuchando historias y poniendome los dientes largos cada vez que oía o leía alguna mención sobre la "Senda del Ingeniero", ayer por fin me pude quitar esa espinita, acompañado por los compañeros del Club Ciclista Guadarrama, y confirmo que la ruta es tan espectacular como se prometía, y mucho más!

Es curioso como aún después de 20 años explorando los caminos del pinar de Guadarrama y aledaños con la MTB, todavia es posible encontrar rutas nuevas y alternativas no exploradas como está famosa Senda del Ingeniero. En el argot del MTB, se definiría como una senda "singletrack" de 12km de longitud, con contínuos sube y bajas, tramos técnicos de piedras, raices, rios, etc que podríamos traducir sin duda como pura esencia MTB.

Es posible que el hecho de vivir ahora mas alejado de estos caminos, que en otros tiempos fueran mi patio de juegos, me tenga un poco más nostálgico y sensiblón, pero lo cierto es que ayer, mientras disfrutábamos de la ruta, recuperé sensaciones que no sentía desde hace años encima de la bici. Olvidándome de pulsaciones, umbrales, ritmos, desarrollos, material, planificaciones y demás chorradas, reviví esa sensación de ir con un puñado de amigos, con la mochila a la espalda, sintiéndonos como exploradores sobre ruedas, por caminos desconocidos sin ninguna intención más alla de dar pedales, saltar piedras y comprobar hasta donde podían resistir nuestras pesadas "Burras" de acero, frenos cantilever, y 21 velocidades... Quizá era el espíritu del ingeniero intentando darme algún mensaje... o quizá es que simplemente soy un poco moñas.

8:30h todos listos!
Volviendo a la ruta en si,  tuvimos muchísima suerte con el día primaveral que nos salió, nos sobraba la ropa ya desde la primera subida, y no vimos ni una sola nube en el cielo.
Tuvimos también muy buena convocatoria, a pesar de quedar pronto para estas épocas, las 8.30h de la mañana, un total de 23 bikers salimos en busca del sendero. Que aunque nos obligó a hacer más paradas para reagrupar de las habituales, no hubo mayor problema.
Suerte también de que el día transcurriera sin percances importantes, aparte de una cadena rebelde y un par de restregones sin importancia en las zonas más técnicas. 
En total nos salieron casi 4 horas de ruta para un total de 58 kilómetros y 1500 metros de desnivel, en un día que quedará en nuestras retinas durante tiempo, y que esperemos poder repetir muchas veces. Os aconsejo a los que os quedasteis con las ganas, que no os lo penséis para la próxima.

Todos sanos, planeando la próxima
Os dejo para acabar el enlace con la Galería de fotos de la ruta, poco a poco se irán añadiendo más. Además estad atentos al perfil de Club en FB que Javi Iglesias promete hacer un vídeo TOTAL de la salida.
Para ir abriendo boca, os dejo un mini vídeo de mi cosecha, no es gran cosa, pero ya mejoraremos!



Ahora a entrenar... o no... ¿que opinará El Ingeniero?


Posted on lunes, noviembre 28, 2011 by Víctor Herranz Villagrán

2 comments

sábado, noviembre 19, 2011

Ni una semana ha durado el autoimpuesto descanso de fin de temporada, al menos en lo que a inscripciones se refiere. Así, si el domingo cerrábamos la temporada 2011 corriendo desde Behobia hasta San Sebastian, hemos decidido que la 2012 la empezaremos corriendo por las calles de Madrid en la archiconocida San Silvestre Vallecana.

El hecho de que este mismo jueves se abrieran las inscripciones, y que otros años las plazas se agotaran en muy pocos días, nos ayudó a tomar una rápida decisión e inscribirnos en la San Silvestre más famosa de todas cuantas se celebran.



Esperemos que además de disfrutar del buen ambiente que seguro reinará y de vivir una genial experiencia de nuevo con parte de mi familia y amigos, me sirva también para ir cumpliendo pasos en mi objetivo de subir el nivel de carrera a pie con vistas a los proyectos triatléticos del año que viene... pero eso, amigos mios sera tema de otra entrada en el blog... permaneced atentos!

Próxima parada, San Silvestre Vallecana, ¿Alguien se apunta???

ACTUALIZACIÓN: plazas agotadas el día 19, menos de 48h, si alguno habeis dudado, os habeis quedado sin camiseta XD

Posted on sábado, noviembre 19, 2011 by Víctor Herranz Villagrán

No comments

martes, noviembre 15, 2011

Objetivo cumplido. Con esas dos sencillas palabras se podría definir mi experiencia en esta mi última carrera del año. Aunque como solo esas dos palabras dejarían una entrada demasiado corta en insulsa en el blog, os contaré un poco más sobre mi debut en esta carrera decana del Atletismo popular.

Dorsal y medalla, Finisher!
Como ya tenia comentado por aquí, el camino hasta esta mi última carrera del año ha sido un poco bastante accidentado, por lo que las ganas que tenía de afrontar el reto, se mezclaban con el respeto por su dureza y el miedo de saber que llegaba con una preparación que dejaba mucho que desear.

Por suerte, desde el primer momento del fin de semana las cosas fueron sobre ruedas, imagino que por alguna suerte de compensación del Karma por ponerme tantas trampas en el camino. Así nos encontramos con un tiempo totalmente veraniego, el cual unido a una cuidad muy acogedora y a la mejor guía que podíamos encontrar, nos ayudó a pasar el día previo a la carrera sin pensar lo más mínimo en lo que nos esperaba el domingo, y disfrutar al máximo de la ruta de pintxos, zuritos, txakolis y demás excelencias que fueron la fuente perfecta para terminar de rellenar todos nuestros depósitos de confianza y energía.

Txakolí del bueno!
El día de la carrera, tras comprobar que el buen tiempo no nos habia abandonado, seguimos la rutina habitual: desayuno abundante, estiramientos, mini calentamiento (en 20km ya habría tiempo de entrar en calor), unos saltos rockeros al ritmo de los DJs que amenizaban la salida, hidratación, fotos varias, para colocarnos finalmente con el grupo que nos habían asignado segun dorsal, el último grupo, toda una declaración de intenciones.

Todo listo para salir
Tomamos la salida muy puntuales, a las 11.45h al ritmo de la danza Kuduro, y desde el principio decidimos ir con un ritmo suave para no tener que pagar excesos al final. Los primeros km van pasando fáciles impresionados por la cantidad de gente que sale a la calle a animar a todos los corredores sin importarles su nivel (los primeros salieron a las 11h), mientras el cuerpo va entrando en calor y las sensaciones se van normalizando. 
Una de las peculiaridades de esta carrera es la cantidad de subidas y bajadas que se encuentran por su recorrido, lo cual te hace casi imposible mantener un ritmo constante con el que puedas controlarte, asi que seguimos pasando kilómetros cerca de la "liebre" que marca 2h de carrera, límite que nos habíamos marcado como ideal para esta primera participación.

En un punto indeterminado entre el km 6 y el 7, empiezo a notar algo raro a la altura del isquiotibial que me ha tenido parado estas 2 semanas. No es un dolor intenso, ni llega a ser un pinchazo, asi que decido no darle importancia, y me concentro en llevar una correcta zancada e hidratarme todo lo que pueda para evitar posibles calambres.

Seguimos subiendo y bajando rampas por la carretera, pasando pueblos, disfrutando del paisaje, y observando como la marea humana que componemos los 25.000 corredores que hemos salido cubren como una plaga todo el tramo de carretera que abarcan los ojos. El km 12 marca la primera barrera psicológica, prácticamente en la mitad del recorrido, supone la máxima distancia que he podido entrenar, a pesar de tener buenas sensaciones no sabía como resistirían mis piernas el incremento de distancia. Charlo un poco con Ángel y nos damos ánimos mutuamente, parece que los dos vamos bien, hay que seguir así, a ritmo, y los 2 últimos km a darlo todo, aprovechando que son cuesta abajo.

El perfil asesino.
Nada más entrar en la zona del Puerto, aproximadamente en el km 13, disfrutamos de unos 2km prácticamente llanos que permiten estabilizar un poco el ritmo, y sin parar de hidratarnos en todos los puntos de agua, ir poniendo en orden las fuerzas y sensaciones que quedan.

Salimos del puerto, estamos entrando ya en San Sebastián, si durante todo el recorrido hemos tenido gente animando, ahora ya empieza a ser una multitud la que se agolpa en las aceras, la adrenalina fluye a la misma velocidad que las fuerzas se escapan. El siguiente muro me espera en el km 16, las rodillas duelen, empiezo a notar ampollas en los pies, he dejado de ver a Ángel, y por primera vez empiezo a tener dudas. Empieza la última subida, aproximadamente 1km, se que después es todo bajada, se que lo tengo hecho. Activo el "modo supervivencia", me preocupo solo de dar una zancada, y después otra, lo suficientemente deprisa para que no se pueda llamar andar. Voy buscando a Ángel con la mirada, lo encuentro a una distancia salvable, la subida se va acabando, llegar al final de la Avenida de Pasajes de San Pedro, será mi victoria.

Llegamos a Arzak, empezamos a bajar, en mi cabeza la carrera ya ha terminado, ya no quedan obstáculos, solo placer, placer por correr. Las piernas dejan de doler un poco, las rodillas ya no molestan, y no tengo problemas para subir el ritmo. Llego a la altura de Ángel, que había seguido subiendo mejor, me quedo con el, y juntos hacemos los últimos metros con la piel de gallina mientras entramos por el Boulevard con un enorme gentío animando.

Últimos metros
Cruzamos la meta, objetivo cumplido, 1hora 54minutos 43segundos
Bajábamos de las 2 horas sin problemas a reseñar en el camino. Un día para recordar, y un tiempo que habrá que intentar mejorar en el futuro... Hasta la próxima San Sebastián!!!

Tan contentos con las medallitas

PD: una pequeña prueba de vídeo que hice grabando el ambiente de la salida. No quedó muy bien, pero os lo dejo por aquí.




Posted on martes, noviembre 15, 2011 by Víctor Herranz Villagrán

6 comments

viernes, noviembre 11, 2011

Bueno, pues parece que al final del final, justo a tiempo, todo ha salido bien y el domingo estaremos en la salida de Behobia para afrontar los duros 20km que nos llevarán a San Sebastián.

Estaremos entre estos 25.000!!
Tras dos semanas sin apenas ejercicio, calor y sesiones de fisio, hemos conseguido que el músculo cicatrice correctamente, y justo a tiempo he podido hacer un par de sesiones esta semana, que aunque no sirvan  más que como mero "placebo" me dan la suficiente confianza para ir al menos sin miedo a recaídas.

Parece además que un bonito anti-ciclón ha llegado a Donosti, justo a tiempo para ahorrarnos la lluvia y obsequiarnos con una temperatura decente, y esperemos también algún rayo de sol para que las fotos salgan más bonitas.

Tomaremos la salida, y habrá que saber sufrir para poder llegar justo a tiempo, a tiempo antes de que cierren el control a las 2h:40min, mayor reto aún si tenemos en cuenta que entre unas cosas y otras, no corro más de 13km desde ICAN Marbella, y mejor no recuerdo como acabo aquello. Aunque seguro que la promesa de cañas, pintxos y judiada de después serán suficiente motivación, además del ya hablado orgullo del globero profesional.

Sea como sea, os prometo que justo a tiempo tendréis por aquí una crónica de toda mi experiencia en esta singular carrera. 

Posted on viernes, noviembre 11, 2011 by Víctor Herranz Villagrán

No comments

Translate

Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Chinese