Para no perder las costumbres, toca dedicar una breve entrada para resumir lo que ha sido este año 2012 a nivel deportivo.

Lo primero importante a reseñar, y gran diferencia respecto a 2011, es que cumpliendo uno de los principales propósitos de principio de temporada, he conseguido completar todos los meses de entrenamiento, alejado de lesiones y problemas graves, tan solo un pequeño esguince esta última semana del año, aunque este casi lo contaremos para el año que viene.

El siguiente propósito, y principal del año, era repetir en un triatlón de distancia Medio Iron Man, concretamente el Half Challenge Calella, para resarcirme de mi nefasto debut en la distancia en el Ican Marbella 2011. Como ya comenté en su día, el principal cambio fue que decidí contactar con un entrenador para que me realizará una preparación específica. Escogí a Jose Almagro por diversas razones, y puedo decir sin duda que fue la mejor decisión que pude tomar. Fueron 4 meses de entrenamiento perfectamente planificado, en los que tenía claro para que servía cada sesión y me era facilísimo ir viendo los progresos de semana en semana.

Como elementos de este entrenamiento, llegaron las dos primeras pruebas deportivas del año, que fueron el Duatlón de Moralzarzal y la Media Maraton de Valdemoro. Acabando en ambas pruebas muy contento, y con un nivel superior al esperado. Si alguien me hubiera dicho hace un par de años que tendria que correr medias maratones como mero entrenamiento para otros objetivos, me habría estado riendo cinco días seguidos, pero así es la vida.

Sataisfacción
Gracias a todo ello, el resultado en Calella fue prácticamente perfecto, sin el más mínimo inconveniente, y con la satisfacción del trabajo bien hecho.

El evento importante era este, por lo que la segunda parte del año no tenía nigún plan establecido. Sin objetivos, y sin contar ya con el entrenador, el desafío era intentar mantener el estado de forma, sin perder motivación y seguir disfrutando con cada entrenamiento.

En Julio repetimos por tercera edicion consecutiva participacíón con los compañeros de Club Ciclista Guadarrama en las 24Doce de Moralzarzal. Por fin este año sin agua ni barro, pudimos completar una participación tranquila, sin obstáculos añadidos, y tambien muy contentos con el resultado final.

En agosto pude cumplir tambien otro de mis objetivos a principios de año como era volver a participar en una marcha cicloturista con mi padre. Era algo que no hacía desde 2010 y que realmente echaba de menos. Junto con el primo Emilio participamos en la IV Ciclomarcha Carlos Sastre en el Barraco. Nos salió un día perfecto de ciclismo, con muy buen ambiente y en que pude compartir de nuevo pedaladas solo con la intención de disfrutar con la gente más cercana, no todo tienen que ser ritmos y resultados.

En familia
Para finalizar el año había elegido de nuevo la archiconocida Behobia - San Sebastián, para la que me tuve que poner las pilas tras unos meses de verano en los que había corrido más bien poco. De nuevo como parte del entrenamiento, corri en la XXIII Pedestre Popular de Guadarrama, especial por ser en mi pueblo, y por demostrarme que he conseguido dar un paso adelante en la carrera a pie, y en los 10km Divina pastora de Madrid, en los que conseguí mi mejor marca en la distancia.

Ya en Behobia, de nuevo salió todo a pedir de boca, y como podeis leer en mi crónica de la carrera, y si el año pasado decía que había acabado con la sensación del trabajo bien hecho, este año, después de bajar mi tiempo 17 minutos, acababa directamente alucinado.

Para acabar el año, medalla.
Puedo decir en definitva que 2012 ha sido un buen año deportivo para mi, en el que he vivido en primera persona como el trabajo perseverante y bien planificado te hace mejorar, incluso pudiendo disfrutar en el camino. 2013 se presenta con cambios importantes y apasionantes, y aun no se lo que podré plantearme a nivel deportivo, no es importante aunque seguro que será enriquecedor. En cualquier caso, sea lo que sea, pararé un rato por aquí a compartirlo.

PD: Gracias a todos los que habeis invertido parte de vuestro tiempo en leerme, comentar y compartir vuestras experiencias conmigo, gracias a vosotros todo esto tiene más sentido. Espero que 2012 haya sido igual de bueno, o mejor para vosotros.


Feliz Año 2013