lunes, enero 27, 2014


¿Y ahora qué? ¿Qué es un globero sin su bici? ¿Quién compra las bicicletas robadas?

Una semana ha pasado ya desde el robo de mis bicicletas, de momento sin ninguna noticia de su paradero. Ni la más mínima pista, a pesar de que recibimos incluso la visita de la policía científica para recopilar huellas en la escena del robo; ni tampoco tras las múltiples horas invertidas en Internet buscando en páginas de segunda mano, foros y demás páginas donde se puede encontrar este tipo de material. La búsqueda continúa.

Una semana entera para digerir lo sucedido, para lamentarse, para reprocharse a uno mismo el haber sido tan confiado, una semana para sentir rabia, impotencia, desilusión… para reflexionar e intentar analizar por qué la perdida de algo meramente material puede dejar un vacío tan grande. Para darte cuenta de que las bicis no son solo bicis, sino que significan ese lugar en el que tu mente se refugia ante situaciones adversas; que una bici no es algo inerte, sino también lo que representa: libertad, felicidad, descubrimiento, superación, esfuerzo, vida… Una semana para darte cuenta de que eres capaz de relacionar cada época de tu vida con la bici que tenías en ese momento, y encontrar a modo de postales en tus recuerdos cada momento de disfrute vivido sobre ellas… 
Una semana para constatar que filosofar no es lo mío.

Una semana para comprobar que, a pesar de todo, soy una persona con suerte. Sin haber tenido que pedirlo siquiera, he visto como todo mi entorno se volcaba en intentar ayudarme, y como en las redes sociales la historia corría como la pólvora, las más de 1200 visitas al blog durante esta semana así lo atestiguan. Soy una persona con mucha suerte, porque antes incluso de que pudiera asimilar lo que significaba no tener bicicletas, ya había recibido innumerables ofrecimientos de amigos para prestarme la suya, algunos incluso a los que ni siquiera conozco en persona, desde aquí mi agradecimiento a todos y cada uno de ellos. Finalmente he aceptado el ofrecimiento de mi cuñado, no solo por la confianza familiar (y donde hay confianza ya se sabe) sino por la certeza de que ha utilizado su bici de montaña solo tres veces en los tres últimos años, gracias a él tengo Mountain Bike para al menos quitarme el gusanillo.


También ha habido tiempo durante esta semana para hacer cuentas y valorar las opciones de comprar nuevas bicis, pero no solo es difícil a nivel económico, ya que acabamos de cambiar a un coche más grande para que nos cupieran las bicis junto con todas las cosas de Kilian (irónico verdad), sino que tengo la ridícula sensación de si en algún momento me compro bicicletas nuevas, habré asumido sin más esta derrota…

Respondiendo a la pregunta que da titulo a la entrada: ¿Y ahora que?: 

Ahora vamos a seguir buscando, no queda otra.

Posted on lunes, enero 27, 2014 by Víctor Herranz Villagrán

8 comments

martes, enero 21, 2014

Hoy me han robado. Me han robado mis tres bicicletas, dos de carretera y una de montaña. De los mas de 50 trasteros que hay en mi comunidad, hoy han reventado únicamente la cerradura del nuestro, y se han llevado mis bicicletas, sabían lo que buscaban, y sabían donde buscarlo.

Las bicicletas que se han llevado son:

ORBEA OPAL - 2007


  • Cuadro de Carbono.
  • Grupo Shimano Ultegra 9V.
  • Juego de Bielas FSA Carbono.
  • Ruedas Mavic Ksyrium SL
  • Tija del manillar Deddacciai blanca.
  • Acople triatlón Vision.
  • Sillin Selle italia Flite blnaco.

ORBEA ALMA - 2009



  • Cuadro de Carbono.
  • Grupo Shimano XT 9V.
  • Frenos disco Formula.
  • Juego de Bielas FSA Aluminio.
  • Ruedas Mavic Cross Ride.
  • Horquilla Rock Shox SID
  • Manillar Selcof carbono.
  • Sillin Selle italia Flite blnaco.

Además se han llevado una Orbea de carretera de aluminio del año 2003, grupo Shimano 105 8V azul y blanca, personalizada con mi nombre, que era la que estaba utilizando Aurora para empezar a aficionarse a la bicicleta. Fue la primera bici con la que conseguí subir un puerto, y últimamente también había servido para que algún que otro amigo se iniciara en el ciclismo en carretera.
*Actualización 24/01/2014: añado descripción y foto e la tercera bici robada.

*ORBEA MAIA - 2003


  • Cuadro Aluminio.
  • Horquilla Zeus carbono.
  • Grupo Shimano 105.
  • Ruedas Mavic Ksyrium.
  • Tija sillin Massi carbono.

La denuncia ya está puesta, aunque siendo sinceros las esperanzas de volver a saber algo de ellas son muy pocas. Se que son unas simples bicicletas, cosas materiales que con el tiempo podrán ser reemplazadas, y se que tengo que intentar no darle más importancia de la que tiene, pero no pedo evitar que se me salten las lágrimas. Me recuerdo encima de una bicicleta desde que tengo uso de razón, y de golpe y porrazo me las han arrebatado, mañana no tendré dos ruedas sobre las que pedalear.

Si por algún casual, con las fotos y la descripción de la bicicletas de este post, alguien las reconociera o pudiera darme la más mínima pista de su paradero, le estaré eternamente agradecido.

Hoy me han robado, no solo mis bicicletas, también una parte de mi.


Posted on martes, enero 21, 2014 by Víctor Herranz Villagrán

24 comments

domingo, enero 19, 2014

Empezamos la primera carrera del año de la misma forma que acabamos la anterior, cansados a más no poder y con la lluvia y el frío amenizando el evento, por si acaso a alguien se le ocurre decir que con sol resulta demasiado fácil.

Cumpliendo con lo planeado, este domingo tocaba correr la segunda edición del Trail del Serrucho en Alalpardo, 23 kilómetros rompe piernas y completamente embarrados, que le dan un formato más de Cross que de Trail propiamente dicho, sin que esto desmerezca en absoluto el atractivo de la prueba.

A pesar de que con Kilian los preparativos previos son algo distinto, y el tiempo es necesario medirlo de una manera distinta, llegamos con tiempo suficiente a recoger dorsales, cambio de ropa y comprobar in situ que no había milagro de última hora, allí también llovía.

Sin muchas ganas de calentar, y tras un café rápido, nos dirigimos al punto de salida, con el tiempo justo de dar unos pocos saltos, saludar a dos buenos amigos tuiteros como son Miguel y Juan, y llevarme al primer cabreo del día, al no conseguir que el GPS se ponga a funcionar, toca tirar de cronómetro.

Salida
A diferencia del año pasado, salgo muy tranquilo, con la intención de llevar un ritmo llevadero la primera mitad, e ir aumentando progresivamente en la parte final. Nada más abandonar el asfalto, comprobamos lo que nos va a acompañar durante los próximos 22 km, un enorme barrizal en el que especialmente en las bajadas ya era todo un mérito mantener el equilibrio.

De esta forma, sin ponerme mucha presión por el ritmo y conocedor del recorrido, voy pasando tranquilamente los kilómetros, comprobando además que la lluvia caía ya casi de forma testimonial. Poco antes de llegar al ya famoso avituallamiento solido del km 10 doy alcance a Mayayo, probablemente una de las personas que más saben de Trailrunning en este país, tras intercambiar unos breves saludos, seguimos cada uno a nuestro ritmo y llegamos al avituallamiento donde este año, además de las consabidas viandas, jamón, lomo, queso... también podíamos encontrar chocolate con churros, y hasta unas deliciosas trufas. Sin duda, una carrera y una organización diferentes.

Tras una breve parada, continuábamos por la parte más anodina del recorrido, casi 3 km de continuo falso llano, donde el año pasado pase mi peor crisis. Mejor de ritmo y sensaciones en esta ocasión, voy poco a poco recuperando posiciones al tiempo que las riadas de agua que bajan por el camino van limpiando el barro de las zapatillas, no todo iba a ser malo de correr con agua.

Aproximadamente en el km 15 llegamos al bucle que nos devuelve a la parte inicial del recorrido para emprender el camino a la meta. Última subida fuerte, en la que noto una fuerte molestia en el psoas (probablemente por no haber calentado con propiedad), pequeño resbalón en una curva, sin mayores consecuencias que las manos llenas de barro, y al llegar al km 18 intento seguir con el plan y subir el ritmo a lo que pueda mantener.

Aunque es difícil llevar un ritmo alto por el estado del terreno y la gran fatiga ya acumulada, voy consiguiendo al menos controlar el tiempo y seguir recuperando posiciones, lo cual no deja de ser una buena noticia.

Finalmente llegamos de vuelta al asfalto, último esfuerzo, curva de entrada a meta, saludo a la estoica familia que no para de animar, y meta, contento con Tiempo sensaciones, aunque probablemente mis piernas no tanto.

Llegada
Finiquitada ya la primera del año, toca pensar en la siguiente, Tragamillas, allá vamos.

*Fotos cortesía de: Aurora Mendoza

Posted on domingo, enero 19, 2014 by Víctor Herranz Villagrán

16 comments

jueves, enero 09, 2014

Para no perder las buenas costumbres, toca hacer un planteamiento previo de lo que tengo planeado que sea mi 2014 a nivel globero-deportivo.

Manteniendo la línea del año pasado, no hay intención de plantear grandes objetivos ni megarretos. Así los principales objetivos serán: continuar progresando en la carrera a pie (o al menos no progresar hacia atrás), y encontrar más tiempo para la bici que me pueda permitir incluso disfrutar de alguna marcha cicloturista.

En cuanto a eventos en perspectiva, los presento en dos bloques, confirmados (ya inscrito o con la decisión 100% tomada) y en estudio (sin confirmar por fechas, precio y/o sin inscripciones abiertas todavía):

CONFIRMADOS


  • Trail del Serrucho 19 Enero 2014, la primera del año, repetimos después de la buena experiencia del año pasado. Ideal para obligarme a hacer kilómetros desde el principio y continuar con el acercamiento al trail.

  • La Tragamillas 02 Marzo 2014, media maratón en Collado Villalba, después del intento fallido del año pasado, buscaré mi MMP en la distancia en la popular prueba serrana, preparado para pasar frío y seguro que sin lesiones de por medio.

  • Xterra Madrid 12 julio 2014, mi cita anual con el triatlón en San Martin de Valdeiglesias, prueba open, distancias asequibles, aunque circuitos duros por los que anuncian, con muchas ganas (prometo volver a la piscina).


EN ESTUDIO


  • Sky Limits Penyagolosa 30/03/2014, una carrera con un planteamiento nuevo y muy atrayente, en un entorno privilegiado. Dudando por el alto precio de la inscripción. - DESCARTADO


  • Vuelta la Jarosa (Mayo), si no me coincide con ningún otro compromiso extradeportivo, volveré a la prueba Trail de mi pueblo a darle un buen mordisco a mi marca, esperemos que esta vez sin lluvia.

  • Clásica Cicloturista Lagos de Covadonga 14/06/2014, mi cicloturista favorita, después de 5 años de ausencia me apetece bastante volver. En estudio por la fecha de la misma y por la organización logístico-paterna aún en proceso.

  • Duatlón Cross Alpedrete (Agosto), también con fecha por confirmar, cita obligada en el verano Serrano, y más con la cuenta pendiente de mi retirada en la pasada edición, salvo cataclismo ahí estaremos.

  • Behobia – San Sebastián (normalmente el segundo domingo de noviembre), aunque habrá que replantear el fin de semana y cuadrar el presupuesto, espero que nada se tuerza y poder participar por cuarta vez consecutiva en esta fiesta de running popular, en la que será su edición número 50.

Además de estas con nombre y apellidos, y como suele pasar todos los años, durante el transcurso de la temporada seguramente irán apareciendo eventos que haré sin mucha planificación previa, bien por cercanía, conveniencia para preparar otra prueba, o simplemente porque me las encuentre, me cuadre en la agenda, y me apetezca hacerlas. Sin olvidar también que muchas veces, cuantos más planes haces, más se empeña la realidad en llevarte la contraria, aunque esperemos que si ocurre, sea siempre para mejor.

Hasta aquí el planteamiento de calendario, por otra parte, aprovechando el inicio de año le he dado un pequeño lavado de cara al blog, que llevaba ya casi 3 años con la misma imagen y me apetecía meter algunos cambios, espero que os guste.

No se vosotros, pero yo ¡me voy a entrenar!

ACTUALIZACIÓN 01/02/2014: introduzco un par de cambios sobre las pruebas planteadas al inicio del año


Posted on jueves, enero 09, 2014 by Víctor Herranz Villagrán

16 comments

miércoles, enero 01, 2014

Aprovechando que este año tenía libre la mañana del 31, y que la Nochevieja tocaba pasarla en casa, por fin se daba la oportunidad de apuntarme a la San Silvestre de mi localidad de adopción, Alcobendas.

La mañana amaneció fría, aunque afortunadamente sin lluvia, y gracias a que la salida y llegada de la prueba sea realizan en la puerta misma de mi casa, los preparativos logísticos previos se reducen al mínimo. Otra ventaja de esta prueba es que al darse la salida a las 12h de la mañana, es mas fácil de compatibilizar con las inevitables obligaciones domésticas en un día tan señalado.


Después del obligatorio calentamiento, y con la comodidad de hacer la "meada del miedo" en tu propio baño, nos situamos mi cuñado José y yo en la linea de salida junto con el resto de 1700 inscritos en la prueba. La salida fue tan puntual, que incluso se dio un minuto antes de las 12, cosa que se agradeció, teniendo en cuenta la temperatura ambiente.

La intención no era otra que disfrutar, correr entre amigos y hacer un poco de hueco para los excesos gastronómicos que vendrían en la cena. El recorrido rompe-piernas no ayudaba tampoco a plantearse exhibiciones a mayores, así que salimos los dos juntos a un paso alto, pero suficientemente cómodo.


A la altura del km2 José me dice que va a bajar el ritmo, aún sigue con molestias de su ultimo esguince y que siga hacia delante si quiero. Animado por el buen ritmo que llevamos, y aunque apenas he entrenado desde Behobia, decido mantener el ritmo al menos hasta donde pueda, cuando me note sin fuerzas nos podremos reunir de nuevo.

Después de pasar varias de las cuestas del recorrido, realizamos el primer paso por la meta, más o menos en la mitad de la carrera. Espoleado por la familia que aguanta estoicamente el frío para animarnos, me animo al comprobar que llevo ritmo para acabar cerca de mi MMP en la distancia.

La segunda parte del recorrido es aún si cabe más rompe-piernas, y empiezo a notar fatiga a nivel cardiorrespiratorio, así como algunas molestias estomacales (inevitablemente se tenían que notar los excesos de estas fechas) que poco a poco se van comiendo las buenas sensaciones junto con mi ritmo por km.

Más o menos a la altura del km8 terminaba lo duro del circuito, y si tenias fuerzas, era el momento justo para hacer la última serie del año y llegar a la meta donde de nuevo esperaba la familia lista tambien para los últimos aplausos. Al final con buenas sensaciones, mucho mejor de lo esperado, rozando mi MMP de la distancia, una excelente manera de cerrar el 2013


Aunque claro, no hay carrera que se precie que no se cierre con unas buenas cañas de recompensa, y ahí si que ninguno perdió el ritmo.

Posted on miércoles, enero 01, 2014 by Víctor Herranz Villagrán

4 comments

Translate

Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Chinese