viernes, junio 20, 2014

Según el calendario previsto a principios de año, mi siguiente desafío globero sería el Xterra de Madrid, en San Martin de Valdeiglesias el próximo día 12 de julio. Sin embargo, dos importantes circunstancias no previstas han hecho imposible mi participación en esta prueba.

Dejando a un lado que desde el pasado V Triatlón Cross Las Encinas de Boadilla no he vuelto a hacer nada parecido a nadar, ni en mar ni en piscina, se da la casualidad que ese mismo día 12 de julio mi hermano pequeño ha decidido casarse; por muy globero que sea uno, las prioridades siempre hay que tenerlas claras.

Por otra parte, la segunda circunstancia es algo más complicada por todo lo que conlleva, y es que al día siguiente Aurora Kilian y yo cogemos un avión con destino Dublín. Nos mudamos, una oferta de trabajo interesante, unas semanas de incertidumbre total y de darle vueltas a la difícil decisión, y finalmente una apuesta arriesgada que estoy seguro de que saldrá bien.


Un cambio grande e inesperado, pero por encima de todo ilusionante. Volver a Dublín, donde Aurora y yo nos conocimos y empezamos nuestra vida juntos, poder ofrecerle a Kilian una experiencia vital, reencontrarnos con viejos amigos y afrontar nuevos retos profesionales que nos permitan seguir progresando han pesado más en la balanza que las cosas que dejamos aquí, que también son muchas e importantes.

De momento no sé qué pasará con mis retos deportivos ni con el blog, aunque tengo intención de seguir con ellos, al menos una vez pasado el caos inicial de aterrizar, buscar casa, ubicarse… veremos las posibilidades que nos ofrecen las tierras irlandesas al respecto.

De momento, Nos vamos a Irlanda ¡Nos vemos por ahí!

Posted on viernes, junio 20, 2014 by Víctor Herranz Villagrán

10 comments

lunes, junio 09, 2014

Después de un par de meses prácticamente sin ningún entrenamiento de carrera a pie, este viernes tocaba participar en la IV Legua nocturna de Alcobendas, sin otro objetivo que compartir unos kilómetros primero y unas cervezas después con dos buenos amigos pertenecientes también al club de papás recientes, David y Tomás.


Durante la semana había podido sacar un par de días para sumar unos kilómetros, pero teniendo en cuenta el perfil del recorrido, y que desde la Tragamillas no hacía más de 30 minutos seguidos corriendo, estaba claro que lo único posible para acabar entero era tomárselo con calma.

Salimos tranquilos, sabedores de los 2km seguidos de subida que nos esperaban, mientras David y yo comentábamos la estrategia, Tomas decide que vamos muy despacio y se nos escapa sin que hagamos mucho esfuerzo por seguirle. Casi sin darnos cuenta empezamos la bajada que nos lleva de nuevo al parque de La Vega, la zona llana que nos lleva a la meta para empezar la segunda vuelta. Justo al final de la recta, donde se separaban los corredores que daban 1 o 2 vueltas al circuito, vemos a Tomás, que llegará rondando los 25 min cumpliendo de sobra su objetivo.

David y yo por nuestra parte, empezábamos la segunda vuelta, de nuevo los 2km de continua subida, las piernas pesaban y había pocas fuerzas ya para hablar, con menos gente en el circuito, solo quedaba encontrar un ritmo que no desgastara mucho hasta arriba, para después apretar lo que se pudiera. Llegamos arriba, con pocas fuerzas pero, animados por la pronunciada bajada, empezamos a aumentar la velocidad, llegando con muy buenas sensaciones al tramo final, en el que David se crece y empieza a darlo todo, me coloco a su estela y vamos adelantando corredores hasta que nos encontramos con nuestras respectivas familias, animando como siempre, con los peques alucinando con las horas y el ambiente.

Pasamos la meta, peor tiempo que el año pasado, pero menos sufrimiento y más risas lo compensan de sobra.

En teoría, la siguiente cita será el Xterra Madrid, pero no he empezado todavía a nadar, y sigue sin apetecerme mucho correr, aunque poco a poco voy recuperando las rutinas. Aparte de esto, se avecinan cambios importantes, y probablemente el entrenamiento tenga que quedar en un tercer o cuarto plano, pero mientras tanto seguiremos disfrutando.

Posted on lunes, junio 09, 2014 by Víctor Herranz Villagrán

4 comments

Translate

Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Italian Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Chinese