Empecé este blog hace tres años y medio principalmente por la necesidad que sentía de contar mis experiencias y reflexiones en el que fue mi reto aquellos días de completar un triatlón de distancia medio ironman.

Después me ha ido sirviendo para ir contando todo tipo de vivencias, casi todas relacionadas con el deporte y mis participaciones en diversas pruebas, y siempre con la regla autoimpuesta de escribir al menos una entrada al mes para mantener vivo el blog.

El pasado mes de septiembre ha sido el primero en el que no he seguido esta regla, y siendo sincero creo que probablemente no será el último. Apenas he salido a correr y aun no han llegado las bicicletas, por lo que las fuentes de inspiración de las que ha bebido el blog estos años están casi secas.

No lo voy a cerrar, pero tampoco sé cuando volveré a escribir, quizá cuando consiga acabarme ese libro que tengo pendiente, o cuando vuelva por fin a subirme a mi bici, quizá cundo ahorre y me pueda pagar mi primera carrera en Irlanda, o quizá para despedir el blog de una vez por todas, ya veremos.

Mientras tanto, gracias a todos/as los que habéis parado por esta bitácora en algún momento durante estos años, ha sido un placer teneros como lectores todo este tiempo.

Continuará…